Después de casi tres meses de vacaciones, muchos niños y niñas, comienzan en breve el nuevo curso escolar, y con esto vuelven en las pequeñas localidades y sobre todo en las grandes ciudades, las prisas, los nervios, los gritos, las peleas de por la mañana, los llantos de los más peques…en fin. Ante todo esto, en numerosas ocasiones nos movemos por lo que nos cuentan o nos meten en la cabeza a través de campañas que vemos por la tele, anuncios en radio, entre otros.., y realmente lo que mejor funciona es aplicar el sentido común, no dejarnos influenciar por nada ni por nadie, y pensar que todo es CÍCLICO: LAS VACACIONES VOLVERÁN EL PRÓXIMO AÑO…

Así pues, la mejor manera de superar con éxito el comienzo del curso es seguir las pautas que recomiendan los expertos (estas que salen por los medios…), que no son otras que las de aplicar el sentido común a las cosas. Por ejemplo, si es la primera vez que el niño va al cole, es recomendable que el niño conozca el entorno del cole (clases, recreo, edificio, personal,…) para que el niño vaya familiarizando. En el caso de los no tan niños, la actitud ante el nuevo curso vendrá determinada por como acabara el curso anterior. Si acabó bien, ningún problema para este nuevo curso, sin embargo, si el alumno guarda malos recuerdos, no será tan bueno el retorno, en este supuesto, los padres tienen la llave para hacerle entender al niño que este próximo curso será diferente.

Para todas las situaciones del inicio de curso, no hay mejor recomendación que llevar un ritmo equilibrado y objetivo a la hora de actuar, de esta manera restaremos nervios, ansiedad y sumaremos para un nuevo regreso a vacaciones. Feliz comienzo!!